.

.



.

.



.

.



.

.



“Cuando descubrimos que podemos ser agentes de generación de lazos de identidad, comprendemos que cualquier esfuerzo vale la pena, ya que quizá, si estas iniciativas continúan extendiéndose, podremos sentirnos orgullosos de saber que fuimos parte del cambio hacia la paz y que nuestro proyecto creció hasta convertirse en los brazos que acogen a la humanidad como un único género en el que todos, con cada una de nuestras características y diferencias, somos partícipes.” Historia y Patrimonio